Salud bucal en los niños

Las temporadas festivas están a punto de comenzar y es importante no descuidar la salud bucal en esta época, especialmente en los niños.
Entonces, dejamos algunos consejos para cepillar los dientes de un niño, según su grupo de edad:
– 0-3 años: los padres deben cepillarlos dos veces al día (una vez obligatorio a la hora de acostarse), utilizando gasas, yemas de los dedos o un cepillo suave del tamaño adecuado.
– 3-6 años: el cepillado debe ser realizado de forma progresiva por el niño, debidamente supervisado y asistido, dos veces al día (una de las cuales debe ser a la hora de acostarse), utilizando un cepillo suave de tamaño adecuado. La cantidad de pasta dental con fluoruro (1000-1500 ppm) debe ser similar al tamaño de la uña del quinto dedo del niño.
– Mayores de 6 años: cepillado realizado por el niño, debidamente supervisado y asistido, si no tiene suficiente destreza manual, dos veces al día (una de las cuales debe ser a la hora de acostarse), utilizando un cepillo suave (o alternativamente mediano). La cantidad de pasta de dientes con flúor (1000-1500 ppm) debe ser del tamaño de un guisante pequeño o hasta 1 cm de pasta de dientes.
– Los dientes de leche ayudan al correcto desarrollo de los huesos y músculos faciales;
– La aparición de los dientes de leche ocurre alrededor de los 6 meses, algo que ocurre simultáneamente con el desarrollo del habla, siendo crucial para la correcta pronunciación de las palabras;
– Los dientes de leche se caen en el orden de nacimiento, generalmente alrededor de los 6/7 años y terminan a los 12 años;
– Los dientes de leche deben caer naturalmente, es muy importante intentar evitar que los niños se lleven las manos u otros objetos a la boca, evitando la inflamación de la región;
– Los dientes de leche se caen por la presión que ejerce el diente permanente, pudiendo romperse poco después o incluso un mes después.

HTML Snippets Powered By : XYZScripts.com